Is your Marriage in Trouble?
​Seems Hopeless?
​Maybe Ended in Divorce?


There IS Hope At Last!!

CLICK HERE

Is your Marriage RESTORED?


CLICK HERE to SUBMIT

your RESTORED

MARRIAGE Testimony

“Sólo un hombre,” me sigo recordando a mi mismo. Parece ser que soy incapaz de controlar algo.

Veo hacia arriba y grito: Por qué?”

No hay respuesta.

Él escucha lo que digo?

Mi dolor, el dolor de mi corazón, le importan lo suficiente como para que Él se lo lleve?

La primera Clave para la Restauración-”Quién soy yo?”


Axel con sus dos hijos, ahora RESTAURADO y casado nuevamente con su esposa DESPUÉS de haberse divorciado
Por qué Él no responde como yo quiero, CUANDO yo quiero?

Había perdido lo que más valía para mi: Mi esposa y mi hijo. Ella no quería saber nada de mi.

Cuando se me permitía ver a mi hijo era como si me hubieran reducido a un pariente que como su padre.

​Demasiado dolor.

Sabía lo que la Biblia decía. La había leído entera más de una vez mientras crecía en un hogar Cristiano. Ciertos versículos venían a mi mente y me daban esperanza. Pero la esperanza casi se agotaba.

Un día se extinguió completamente.

Había tocado fondo y lo sabía. Sabía que Dios estaba “allí.” Lo había visto en las vidas que Él transformó. En los milagros que Él hacía todos los días. Requiere más fe el buscar y ver las maravillas de nuestro mundo y decir que se hizo SOLO. No, nunca dudé de Su EXISTENCIA, solamente de Su PLAN.

A veces sentía que yo no estaba en EL… que de alguna manera alguien más a mi alrededor estaba mejor… Ellos tenían la bendición y yo no. Sus oraciones estaban siendo respondidas- mientras las mías eran archivadas en algún “gavetero santo,” para nunca ver la luz del día.


Me encantaría decirte que mi levantamiento ocurrió en ese momento. Que mi vida dio un giro en un instante y que Dios me libró en una forma milagrosa.


Pero no fue así como sucedió.

Pasaron meses y seguí avanzando. Pero no de un buen modo… Mi fe estaba sacudida… Mi corazón que una vez estaba roto se volvió duro, reforzado con block en mi pecho. Sin poder dar amor tierno ‘de parte de Dios’ y sin poder recibirlo. El tejido cicatrizado se volvió casi impenetrable. Juré nunca volver a sentirme así otra vez.


Dios había permitido que todo se me fuera quitado. Mi familia, mi trabajo, mis “pertenencias” - todo fue reemplazado con odio por mi mismo y angustia. En algunos días ya no quise más de esta vida. No quería despertar a “esto” cada mañana. Saber que tenía que vivir en este sentimiento de sentirme sin amor. Olvidado.


-Pero un día... Hubo un cambio-

Dios derramó perdón. Derramó amor. Él lo dio todo hace mucho tiempo. Me había olvidado lo que Su hijo había hecho por nosotros. Si Su sangre nos podía salvar de todos los pecados que cometeríamos ALGUNA vez - por qué esa sangre no podía cubrir mi vida? Mi matrimonio? Mi familia?


“Yo les he dicho estas cosas para que en Mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.” Juan 16:33


Estuve listo para intentarlo nuevamente. Aún si el resultado fuera vivir una vida de SOLTERÍA para Jesús- yo quería eso. Quería a mi esposa de vuelta? Claro! A mi hijo? Por supuesto… Tuve la fe suficiente para creer que eso sucedería? Desearía decir que sí, pero en realidad no la tenía. Simplemente sabía que Dios PODRÍA hacer todas esas cosas. Él SERÍA bueno y fiel en todo como decía Su Palabra.


—Pero yo necesitaba serle fiel a ÉL también—

Había dejado de ser fiel. Siempre recordé pedirle a Dios lo que necesitaba cuando lo necesitaba—pero qué hay de recordar el DARLE a ÉL? Tú puedes decir, “Bueno Dios no necesita nada. Él es DIOS. Él lo hizo TODO.” Y mientras esto es cierto, esta forma de pensar es perjudicial y no se alinea con las palabras que Él nos dio para que viviéramos en las Escrituras.


“Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en Mi casa. Pruébenme en esto -dice el Señor Todopoderoso-, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde. Exterminaré a la langosta, para que no arruine sus cultivos y las vides en los campos no pierdan su fruto -dice el Señor Todopoderoso-. Entonces todas las naciones los llamarán a ustedes dichosos, porque ustedes tendrán una nación encantadora -dice el Señor Todopoderoso-.” Malaquías 3:10-12


Él dijo PRUÉBENME - el ÚNICO lugar en la Biblia donde Él nos dice que hagamos eso.


Probablemente te estés preguntando, “Qué tiene que ver el DAR con restaurar mi matrimonio??”


Más de lo que crees.

Él nos dijo que seamos fieles en todo. No sólo en algunas cosas.


Entonces cómo puede Él bendecir, restaurar y darnos lo que necesitamos y merecemos cuando Él tiene literalmente Sus manos atadas con “cuerdas” espirituales?? La respuesta es: Él no puede hacerlo. Lo estamos limitando y a Su trabajo en nuestras vidas. Y lo trágico es que ni siquiera lo sabemos.


-Qué ES el Diezmo??

Diezmar, como leyeron arriba, es darle a Dios la porción de nuestro ingreso que le PERTENECE. Cuál es Su porción? Su Palabra nos dice que el 10% le pertenece a Él. Esto es todo lo que pide. Puedes decir, “no puedo COSTEAR el diezmo.”


Estoy aquí para decirte que no puedes costear el NO hacerlo! Me costó todo, literalmente todo al robarle a Dios.


Malaquías 3:7-9 explica lo que hice y lo que muchos de ustedes también están haciendo.


“Desde la época de sus antepasados se han apartado de Mis preceptos y no los han guardado. Vuélvanse a Mí, y Yo me volveré a ustedes -dice el Señor Todopoderoso-. “Pero ustedes replican: ‘en qué sentido tenemos que volvernos?’ “Acaso roba el hombre a Dios? ¡Ustedes Me están robando! Y todavía preguntan: “En qué Te robamos?” “En los diezmos y en las ofrendas. Ustedes -la nación entera- están bajo gran maldición, pues es a Mi a Quien están robando.”


Ignora o descarta Su Palabra y sufre las consecuencias. O PRUEBA a Dios, justo como Él te pide que hagas y mira cómo Él hará MÁS con 10% que lo que TU puedes hacer con el otro 90% y cómo esto cerrará la puerta al devorador que ha robado tu vida.


A dónde pertenece mi diezmo?

Tu diezmo pertenece a donde estés siendo “alimentado” espiritualmente.

Puede ser tu iglesia local. Puede ser este ministerio, Donde sea que esté ese lugar, se FIEL y dale a Él lo que le pertenece. Te prometo que verás grandes cambios llevandose a cabo en tu vida.


Yo los ví en la mía.

Cuando comencé a dar el 10% de lo que tenía (que, sin un trabajo, era muy poco y tuve que tener mucha fe) a este ministerio, comencé a ver que sucedían cosas. Tuvieron lugar grandes avances. Fue un viaje que comenzó con Dios mostrándome esta simple verdad: No puedes darle demasiado a Dios y es una tontería robarle a Él.


Saltemos a la parte “buena” de mi historia… Sí, mi matrimonio fue restaurado. Sí, mi esposa y yo estamos enamorados y ahora somos mejores personas. Sí puedo ver a mi hijo todos los días y hasta sé cuál es su cereal favorito!!


Estoy muy agradecido por estos regalos!

Nunca olvidaré lo que inició esta reacción en cadena de eventos y bendiciones. Una verdad fácilmente pasada por alto. El “dar y te será dado.” El confiar toda “riqueza mundana” a Él. Para que Él pueda mostrarte cosas que son más preciosas que muchos diamantes o barras de oro puro.


Soy un hombre rico.

No en riqueza terrenal, sino en la riqueza que dura por siempre.


-Axel Thiele   


TESTIMONIO de RESTAURACIÓN MATRIMONIAL

He sido restaurado, viviendo “felices para siempre” con mi esposa Kasey por 4 gloriosos años! Dios restauró  mi matrimonio lenta pero seguramente desde el día en que dejé de robarle a Dios. Mi esposa & yo nos casamos por segunda vez en la víspera de Año Nuevo del 2009.

Desde entonces el Señor nos bendijo con un segundo hijo, un varón que se parece a mi hermosa esposa. Hoy estamos más enamorados que nunca, diezmando, y enormemente bendecidos—más de lo que nos merecemos.

Actualización HAGA CLICK AQUÍ La Restauración es Permanente?

restoring families by...